Lo falso de comprar ropa

¿Cómo hemos llegado hasta esta posible desunión con aquello que nos viste y nos protege? ¿Por qué solo tenemos camisetas, pantalones, calcetines, braguitas, sudaderas… tiradas por la superficie de nuestro espacio? No se nos ocurriría tener el ordenador por el suelo, vasos, cojines, incluso libros. ¿Cuál ha sido el proceso hasta llegar a tal desapego, entiendo que, provocado por el fast fashion?: “puedo tener lo que quiera cuando quiera por el precio más bajo”, eso es lo que más le importa al consumidor (por elección) de este gran traga-mundos.

Leer Más