Entrevista a Jèss Monterde

Aunque a Jèss Monterde le guste contar su lado, actualmente ex-científico (es licenciada en Ciencias Ambientales), en realidad es conocida más allá del Atlántico por su trabajo como estilista de moda y directora creativa. Jèss ha ido construyendo su propio camino, el cual la ha llevado hasta Nueva York, donde vive y trabaja rodeada de una fuente inagotable de inspiración.

¿De dónde surge tu interés por el estilismo de moda? 

No sabría decir en qué momento exacto apareció el estilismo en mi vida. Recuerdo que  en el instituto todos vestían como auténticas copias unos de los otros aunque siempre se animara a la gente a romper moldes y probar cosas nuevas y ”blablabla”, la estética de mis compañeros me provocaba un aburrimiento enorme, yo proponía alternativas, pero quedaban un poco frikis. Mis amigas aún se ríen conmigo de ello. Pero no fue hasta los veinte años y pico que me acerqué directamente al mundo de la moda, entonces me quedé fascinada y me di cuenta como de equivocado estaba mi camino.

Todo empezó porque mi amiga, recuerdo que fue un domingo por la tarde, me dijo que no quería que tuviera setenta años y siguiera lamentándome por no haber probado lo que me llamaba la atención, los domingos era un día crítico porque al día siguiente tenía que ir a un trabajo que me hacía enormemente infeliz. Entonces me decidí y empecé a estudiar estilismo en IED por las noches, trabajaba como inspectora de medio ambiente durante el día, y poco a poco fui retomando el camino que quería. Mi chico y mi familia fueron y siguen siendo mi mayor apoyo.

Sabía y aún se, que no quiero diseñar, pero me encanta poder aportar mi punto de vista particular a los diseños de otros. De todas formas, más adelante, me puse a estudiar confección en la Escola de la Dona de Barcelona por respeto al oficio.

37624348896_54122bfb14_o

Ahora vives en Nueva York, ¿qué es lo que más te sorprendió de esta ciudad, personal y profesionalmente hablando?

¡Vivo en Nueva York desde hace medio año y no tengo intención de moverme de aquí en mucho tiempo! Tengo una relación muy especial desde hace millones de años con ésta ciudad, mi hermana me dice que soy estilista gracias a ella.

Nueva York es un sitio muy especial, me atrevería a decir que CASI TODO pasa aquí, y eso me ayuda a salir de mi zona de confort, estoy perdiendo la vergüenza y todas mis manías tanto a nivel personal como profesional. También me gusta mucho por su gente, te hablan con toda tranquilidad en el metro, ya sea para decirte que les gustan tus zapatos o para preguntarte qué libro estás leyendo. A parte de detalles como éste, realmente uno puede hacer lo que quiera que nadie le mirará raro.

A nivel profesional, las personas que consideras muy importantes en el sector acceden a tomarse un café contigo, aquí todo el mundo parte de la idea de que puedes llegar muy lejos, pero el nivel es muy alto. 

Con la ropa puedes construir una identidad, ¿cómo te gusta trabajarla y explorarla para cada shoot?

La ropa ayuda a construir una identidad como también lo puede hacer tu propia personalidad o un perfume, pero lo bueno de la ropa es que te ayuda a crear un momento o un estado de ánimo concreto.

En mi caso, me gusta trabajar el estilismo partiendo de la historia que estoy creando junto al equipo, más que desde el personaje. Supongo que es debido a que me involucro en todos los aspectos que la definen, no concibo pensar sólo en la ropa y la persona, de hecho me costaría mucho más si sólo pudiera involucrare con el estilismo (y también más aburrido).

 

 

 

En cuanto a buscar inspiración para un encargo, ¿eres más de observar la calle o recurrir a internet?

Si no recuerdo mal, leí que una persona ve de media 3.000 imágenes al día, en mi caso deben ser trillones, así que sí, hago uso de internet pero reconozco que las imágenes que más retengo son las que veo por la calle, (Nueva York a nivel de estilismo es maravilloso), o lo que leo.

Y aunque no las estoy buscando para un encargo, siempre observo o me nutro de una manera u otra, de esta forma no parto jamás desde cero cuando tengo un proyecto, suelo ser muy directa.  Supongo que en cierta manera te vas creando tu propia biblioteca visual, tu mundo imaginario y tus conocimientos. 

Sobre este último, ¿hasta qué punto crees que es positivo para un estilista o creativx en general, disponer de tal cantidad de imágenes para generar una idea?

Depende del uso que hagas de ellas, en el mundo del arte siempre han existido las referencias de una manera u otra, pero actualmente, con tal cantidad de imágenes y con la rapidez que sucede todo, estamos muy viciados al uso de imágenes de otros. Yo creo que es positivo si utilizas las imágenes como una inspiración y a partir ahí, creas otra idea totalmente diferente. Lo malo es si sólo haces un refrito y no arriesgas.

A la gente que veo despuntar o brillar por encima del resto, realmente creo que cumplen el mismo denominador común, trabajan mucho sus propias ideas y su identidad como fotógrafos, maquilladores, estilistas, etcétera, pero estoy segura que tienen imágenes colgadas en su pared.

 

 

 

Como estilista y directora creativa, ¿qué te exiges a ti misma?

Es muy complicado contestar, soy una persona muy crítica conmigo misma así que creo que la manera más rápida de resumirlo sería: que me enorgullezca y me emocione al máximo el resultado final de un trabajo.

Creo que es positivo utilizar imágenes como inspiración y a partir ahí crear otra idea totalmente diferente. Lo malo es si sólo haces un refrito y no arriesgas.

¿Dónde encuentras la belleza en una imagen?

 A veces la encuentro en la composición, la luz, la persona, el paisaje, el estilismo, otras en todo, o el silencio o lo ruidosa que es la imagen. Creo que la gracia de una imagen es que te puede conquistar de mil maneras, pero no puedo contestar de forma muy específica. jessmonterde___

Has trabajado como estilista para editoriales, commercials, fashion shows… ¿Qué has aprendido de cada situación? ¿Y como directora creativa?

Cada situación es muy diferente, te diré que disfruto más como estilista y directora creativa con editoriales, sobre todo cuando hay libertad en el encargo y porque siempre trabajo con los mismos creativos, que con el tiempo se han convertido en buenísimos amigos. En la sesión todo fluye de manera muy natural, nos escuchamos y ayudamos mucho, nos damos carta blanca, de hecho, siempre nos animamos a arriesgar más.

En el trabajo comercial he aprendido a adaptarme a las necesidades del cliente, suelo creer que el cliente mata un poco la creatividad, obviamente no todos, así que he aprendido a ser muy flexible e intentar moldear sus ideas y necesidades a las mías.

Los desfiles de moda son una auténtica locura, la dirección creativa en éstos es un auténtico ejercicio, el momento en que estás a solas por primera vez con la colección del cliente… He aprendido a trabajar con equipos muy grandes y a escucharlos a todos, pero sobre todo a plantarme y defender una idea.

Pero creo que el mayor aprendizaje es  cuando estoy sola con toda la cantidad de ropa,  en ese justo momento cuando empiezas a crear toda la idea.jessmonterde_kling ¿Qué tiene que tener para ti un buen asistente?, ¿qué consejos le darías a alguien que quiere ser estilista o directorx creativx?

Que hagan de asistente y que no tengan prisas por saltar al vacío solos, que aprendan mucho de la persona que tienen al lado, que se ganen su respeto y su confianza y que les escuchen mucho. Aunque estén asistiendo, tienen que pensar como un equipo. 

Suena un poco a vieja escuela pero en cuanto a los estilistas, para mi es muy necesario aprender confección, lo que viene a ser coser, planchar, diseñar, patronaje, etcétera. Me he encontrado con mucha gente que no sabe coser un botón, poner una aguja o que le da pereza planchar. No hay que olvidar que a veces te tocará sentarte con una costurera para pedirle una prenda y hay que hablar el mismo idioma.

Y que trabajen el ojo, la creatividad hay que cultivarla, que se interesen por saber el porqué de las cosas que están pasando o que han pasado. No todo se aprende de Instagram, no sé si me explico.

Por último, a todos los estilistas o creativos les diría que recuerden que es un trabajo en equipo y que no se olviden de pedir la opinión de los demás y de hacerlos partícipes en todas las decisiones. Las personas que me han ayudado se han convertido en buenísimas amigas y muchas veces por no decir casi todas, me fío más de ellas que de mi misma ♥

www.jessmonterde.com

 

paularodriguez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s