Primero llega el lunes, el día más odiado de la semana y seguramente con el que la gente ha hecho más memes. Martes, el día que determina realmente cómo será tu semana y al parecer, siempre hay dos opciones, o puedes tener una semana de ‘’para qué salir de la cama’’ o una semana de ‘’esto no lo supera ni Lena Dunham con un nuevo podcast’’. Miércoles, cuando tu cabecita te permite ser un poco optimista y te alegras de que haya llegado el día intermedio de la semana, lo cual significa que queda menos para el finde. Jueves, vuelves a ser pesimista porque aún queda un día para el finde. Y llega el viernes, el día que mejor sientes como el aire celestial te rodea y el sol enrojece tu cara, ¡qué bien sienta salir de trabajar o de la universidad después de estar tantas horas encerradx!

¿Pero que significa haber pasado esos cinco días?, que por fin es fin de semana. Entonces, mi problema llega cuando se trata de intentar disfrutar al máximo posible esas tan merecidas 48 horas. La idea es que no puedo malgastar el tiempo y debo aprovechar cada instante para hacer cosas que me gusten y de esta forma poder desconectar al máximo. Y si mi sábado y somingo no cumplen esas expectativas, mis 48 horas de absoluto tiempo libre han sido un tremendo fracaso. 

Bien, me he dado cuenta de que esto no puede seguir así. Los fines de semana son días muy importantes en la vida de una persona. Mucha gente seguramente cree que un fin de semana en casa es fin de semana perdido, y no. Un fin de semana perdido es tener que trabajar 8 horas, ¿y es así cómo pasas tu fin de semana, trabajando? (y si sí lo haces, te mando un abrazo fuerte acompañado de U.F.O de Jim Sullivan). Un fin de semana en casa realmente es una de las mejores cosas que te pueden pasar, si sabes como disfrutarlo. Y puedes hacerlo solx o bien acompañadx (pero te recomiendo que te tomes algún día de soledad, no hay que temer a eso).

Hay veces que simplemente tienes que darle importancia a las cosas y esta es una de ellas. Tienes que tomarte tiempo para ti mismx, conocerte, desconectar, hacer lo que te apetezca. Aunque sea estar estiradx toda la tarde en el sofá viendo la trilogía de El Padrino mientras comes pizza y bebes té o construyendo un nido para pájaros. Cada uno tiene su fórmula que poco a poco va perfeccionando (¡y si no la tienes debes buscarla!), y lo que ayude a desconectar a una persona puede que para otra sea una auténtica gilipollez. Estamos de acuerdo que cada persona es un mundo, pero la idea universal que sí nos puede servir a todxs, es que no se trata de aprovechar el tiempo, sino de disfrutarlo

Y desde que sé más o menos cómo hacerlo, me siento mucho mejor conmigo misma y con mi vida. Y lo que más ha contribuido a ello es apagar el móvil durante los dos días, nada de Whatsapp, ni Instagram. De verdad tienes que probarlo, te cambia la vida.

Posted by:paularodriguez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s