Soy Paula, una mujer de Barcelona que a los 20 años decidió muchas cosas pero que no se dio cuenta de la mitad de ellas. Pues bien, soy una persona que quiere gastarse el dinero en bolsos y zapatos, pero que cuando llega la hora de confirmar un pedido por internet, éste se trata de un libro feminista de segunda mano. No puedo decir que sea una tortura tener esta clase de inclinación, porque nadie me arranca las uñas ni apaga cigarrillos en mis piernas, pero soy una persona a la que le gusta la moda y a la que también le encanta leer y culturizarse, y me da un poco de vergüenza admitir que… en ocasiones siento que no me pueden gustar esas dos cosas a la vez.

¿Por qué tengo que elegir la moda o los libros? Si elijo la última, ¿significa que no me depilo nunca ninguna parte de mi cuerpo, que no tengo vida social, o que no sé si Alexander McQueen era un diseñador de moda o un mecánico con un taller de coches donde se hacía mucho más que arreglar chatarra altamente contaminante? Y si elijo la primera opción, ¿significa que no tengo nada en la cabeza más allá de saber qué es un Birkin y cuál es su función? ¿Hay cabida en nuestra apretada y ocupada sociedad para la fusión de esas dos palabras y lo que significan? 

Podría decirse que esta duda ha llegado a convertirse en una especie de lucha interna, si soy sincera. Para mí es importante aclarar este asunto (aunque ya sepa de sobras la respuesta), ya que creo que es algo que me puede ayudar mucho para definirme como persona y como profesional. Pero confío en mi misma y sé que de aquí a unos meses, la tontería habrá decidido atacar a otra forma de vida que no sea la mía.

Ya que la moda es otra forma importante (la historia de la moda lo demuestra desde la antigüedad) de expresión, de pensamiento, de crear impacto en la sociedad y en las artes, (de hacer dinero) y de sentirnos mejor con nosotras mismas (llevando lo que nos hace sentir bien). Va más allá de tacones, maquillaje, vestidos y del color rosa. ¡Y creo que hoy en día queda más que demostrado! Mi mesita de noche es un claro ejemplo de ello, en ella comparten espacio un libro de Simone de Beauvoir, unos pendientes de aro y varias revistas de moda.

Publicado en Creation Magazine

Posted by:paularodriguez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s