Es complicado hablar de mi temporada como redactora en una revista de moda de Barcelona, no querría crear ideas equivocadas y me gustaría ser lo más transparente posible. Este es un texto que quería escribir desde hace tiempo, pero siempre sentía que faltaba algo que experimentar para acabar de contarlo todo bien, como es debido. Al principio escribí chorradas, se notaba en el ambiente que no estaba muy contenta con como iba mi experiencia allí, y no quiero dar esa mala idea. Si una cosa he aprendido es que no debes dejar que energías negativas te devoren, (lo de ser cursi y cutre al escribir, aún no lo llevo del todo bien) y por eso estoy re-escribiendo esto.

Siempre me han gustado las revistas de moda, aunque teniendo en cuenta lo que leía o compraba, me extraña que me hubiera interesado tanto la comunicación de moda como para dedicarme a ello, puesto que eran publicaciones bastante penosas.  Supongo que lo que les salvaba de mi critica y profesional visión de niña de 13 años eran las fotografías.

No fui consciente de nada que tuviera que ver con mi futuro hasta los 18 años. Cuando ya sabía más o menos que camino quería escoger, me decidí por la comunicación de moda, a mayor o menor acierto esa elección ha estado omnipresente en mi vida desde esa edad. Me propuse como objetivo, casi más como un sueño, trabajar en una revista de moda. Nunca imaginé que unos meses más tarde lo cumpliría.

Todo empezó a principios de este año, cuando fui a una conferencia en el DHUB que daba Yolanda, la directora. Cuando terminó, bajé a hablar con ella. Todo me temblaba, mi mente decía que no quería bajar hasta allí, pero mi cuerpo seguía bajando las escaleras, supongo que en ese instante mi subconsciente llevaba los pantalones. Y suerte, pues así conseguí las prácticas en la revista. Como podéis comprobar, las buenas oportunidades no vienen solas, y yo tenía claro que no quería estar 4 años de mi vida estudiando y gastándome la pasta en conocimientos que no sabía ni si me iban a gustar, pudiendo tener iniciativa y buscarme la vida para aprender de forma real, pero eso es otro tema.

Muchos meses más tarde tenía mi primera reunión, tocaba picar el timbre de la puerta 4, 3er piso. ¿Sabéis eso que siempre pasa cuando te imaginas una cosa y realmente es totalmente diferente? Pues es lo que me ha pasado al 98% en la revista, así en general. Únicamente acerté en que sería un estrés. Por eso me he inventado el termino ‘’estrés positivo’’, (lo que me planteo si realmente es una buena idea).

Mi trabajo consistía en escribir artículos, notas de prensa y hacer entrevistas. Lo que para alguien que no ha estudiado nada relacionado con letras, está bastante bien. Las broncas cayeron a la primera semana de empezar. Bueno, LA bronca. Con una ya tube suficiente para ponerme la pilas rápidamente. Consejo número 1: no odies a tu jefa, se hace querer de forma muy especial, sólo eso, (enserio, no lo hagas). Alerta número 1: vivan los palos y las decepciones.

Ahora me alegro mucho de sus duras palabras, teniendo en cuenta que me estrenaba en el mundo de la moda, es algo que necesitaba y que continuo necesitando. Pero también está genial hacer las cosas bien a la primera. O no.

Cosas curiosas que he aprendido:

-Para decir hola tienes que hacerlo con un murmuro, así parecerás ocupada y por lo tanto más interesante o intelectual.

-Come algo antes de entrar. Algo rollo lo que comerías para cenar. Una buena dosis de comida.

-Lleva la ropa que te de la gana, a nadie le va a importar lo que te pongas.

-No le des segundas oportunidades a algunas personas.

Después de bus, caminar, metro y volver a caminar, llegaba a la oficina en Pueblo Nuevo, nunca imaginé que la sede de una revista internacional como aquella estaría en un edificio tan anticuado y deprimente. Una vez más, la realidad gana la batalla. 

 La primera vez que vi aquella puerta azul tan grande, sentí que  caería encima mío. Cosas de novatas.

La jornada consistía en intentar encontrar la postura más cómoda posible en esa silla tan jodidamente incómoda al menos para las dos horas siguientes, algo imposible. Otra cosa que también tenia que procurar hacer era escribir, enviar preguntas, esperar respuesta, y en minutos colgados, encontrar a gente interesante que ligara con la revista para más entrevistas.  Entre otras cosas como intentar no pensar en una hamburguesa con cebolla caramelizada y queso por encima. Desayunando a las 7 de la mañana, entrando a la oficina a las 10 y saliendo a las 14, en cuanto a comida tenía que conformarme con las galletas que mi yo recién desayunada, pensó que ya serían suficientes para combatir el vacío del estómago. Evidentemente, esas galletas nunca cumplieron mis expectativas.  

Cuando tienes faena las horas pasan increíblemente rápido, pero cuando el ritmo es más relajado, sentía que el tiempo se derretía lentamente como los relojes de Dalí. Adivinad quien empezaba a recoger a les 13:58… Moi. Lo suyo es guardar el portátil, los cascos y el agua a las 14 en punto, esos dos minutos me delataban un poco.

Lo que más me gustaba de aquella oficina era la estantería enrome llena de libros y revistas y el maravilloso y ambientado lavabo.  Había una especie de cocina con nevera, cafetera, microondas, 5 basuras distintas, y al lado una habitación (sin iluminar) donde lavar vasos, platos, tapers… lavar y secar, básicamente.  Allí aprendí a diferenciar un buen vaso impecable de uno lleno de substancias pegajosas y naranjas. Pero eso son cosas menores, las personas con las que trabajas es un aspecto importante, creo que uno de los que más. Si trabajas en un ambiente simpático y relajado, estarás más inspirada, tranquila y podrás hacer mucho mejor tu trabajo.

Foto: desconocido

Posted by:paularodriguez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s